aire fresco interim manager

“Son más de las 11 de la noche y aún no hemos cerrado el documento de respuesta que debemos entregar mañana. En un extremo de la mesa se agolpan varias cajas de pizza y en el otro las palabras e ideas que surgen de cuatro cabezas alrededor de un portátil. En la pared una pizarra aún contiene los esquemas de lo que debería de ser la solución definitiva a los problemas del cliente. Pero no damos con ella. Después de una semana de intenso trabajo las ideas no fluyen de la forma adecuada. Alguien abre una ventana para que entre aire fresco y ver si así se nos aclaran y reactivan los cerebros.”

Como se suele decir, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, pero ¿cuántas veces no nos hemos visto en una situación similar y hemos tenido que ir a buscar ese “aire fresco” abriendo la ventana, dando un paseo o pidiendo la opinión a alguien ajeno al equipo?. Y es que cuando los equipos llevan un tiempo trabajando juntos se consiguen niveles de eficiencia y compenetración que resultan muy útiles para determinado tipo de tareas. Pero no es menos cierto también que ante situaciones de cambio, transformación o que se requiere de una cierta creatividad es necesario que entre ese “aire fresco” al grupo porque éste ha llegado a un punto de pensar como uno sólo, a trabajar de la misma forma tal y como lo lleva haciendo desde hace un tiempo y precisa de una visión externa, de una renovación.

Es ahí, en ese tipo de situaciones, donde un Interim Manager puede resultar muy válido. El hecho de que no esté influenciado por el modo de trabajo del grupo, que venga de fuera con sus experiencias y vivencias pasadas, que esté orientado a la consecución de unos objetivos en un tiempo determinado, puede suponer el aporte de ese “aire fresco” tan necesitado a veces. Desde la visión del Interim Manager se consigue la recreación del equipo de trabajo que hará frente a la nueva situación. Para conseguirlo se apoyará en una serie de principios básicos:

  • Creación de un nuevo enfoque común en el equipo, lo que conlleva una nueva visión y unas nuevas metas convenidas.
  • Composición del equipo en base a habilidades complementarias.
  • Definición clara de los roles de las personas que forman parte del equipo de trabajo.
  • Fomento de la confianza entre los miembros del equipo a través de una comunicación continua y abierta entre todos ellos.

Todo ello facilitará el compromiso individual y colectivo del equipo y, en consecuencia, la consecución de los nuevos objetivos marcados.

Atrevámonos pues y no tengamos más demora en abrir la ventana. En un tiempo en el que los cambios y transformaciones se tienen que hacer con una cierta celeridad, una visión externa, una colaboración de un Interim Manager, puede resultar de gran ayuda.


simbolo-epunto1Por medio del interim management es posible disponer de directivos durante un tiempo determinado y asociado a una necesidad concreta. Esta solución de contratación está ampliamente implantada en EEUU y Europa como alternativa a contratación permanente de directivos.

Escrito por: Santiago Muñoz

aire fresco interim manager

Socio de EPUNTO. Directivo con más de 20 años de experiencia profesional TIC en clientes de distintos sectores.