equipo de directivos

Las empresas realizan constantes inversiones en la formación técnica de sus empleados, de forma individual. Sin embargo, para mantener un equipo altamente competitivo, mejorar la productividad laboral y obtener resultados exitosos, esto no es suficiente.

¿Qué pasa si, a pesar de tener empleados estrella, se trabaja en “grupo” y no en “equipo”?

Si esto sucede, la formación y know how de los colaboradores se diluye. Y esto puede pasar en todos los niveles de la organización, de manera vertical y horizontal. No obstante, lo más común y más cuesta arriba de mejorar son las distancias que se crean entre el equipo de directivos y los empleados.

En este sentido, las empresas deben complementar la formación individual de sus trabajadores con estrategias destinadas a crear vínculos estrechos y cerrar brechas entre el pool de directivos y sus empleados.

“Reunirse en equipo es el principio. Mantenerse en equipo es el progreso. Trabajar en equipo asegura el éxito.” Henry Ford

A continuación te presentamos 6 claves para desarrollar buenas relaciones en el equipo de trabajo, que no dependen del conocimiento técnico, sino que se basan en el desarrollo de valores y actitudes orientadas a pensar en el “nosotros”.

Estrategia y objetivos claros

Es fundamental tener una dirección para encaminar los esfuerzos. Estrategia y objetivos claros representan el punto de partida de todo plan de trabajo. Si el equipo de directivos y los empleados tienen claro hacia dónde se dirigen y cuáles son los resultados esperados, van a trabajar en equipo para el logro de los objetivos, fortaleciendo las relaciones laborales.

Comunicación

Es necesario mantener una comunicación fluída en el equipo de trabajo, de manera vertical y horizontal para desarrollar relaciones satisfactorias. Además, se debe fomentar la participación, que los empleados sientan libertad de comunicarse con sus directivos y viceversa.

Involucramiento

El equipo de directivos debe involucrar a sus empleados en la toma decisiones, de manera que se sientan partícipes y protagonistas del trabajo que se realiza y se comprometan con los resultados. Si no existe involucramiento, los empleados se desmotivan y le restan importancia a las actividades a realizar, pues siempre sentirán que no son tomados en cuenta.

Confianza

Los directivos deben confiar plenamente en la capacidad de sus empleados. De igual manera, deben fomentar el desarrollo de autoconfianza para que los trabajadores no tengan miedo de participar y proponer nuevas ideas en la organización. Si los directivos no confían en su equipo, es muy probable que les cueste delegar actividades cargándose de trabajo sin necesidad. La falta de confianza afecta, por un lado la productividad laboral y, por otro, las relaciones entre el equipo de directivos y empleados.

Reconocimiento

Reconocer el trabajo bien hecho es una forma de darle ánimo a los empleados a seguir avanzando, hacerles saber que van por buen camino los motivará e incrementará su seguridad. Cuando un empleado siente que su trabajo es valorado su nivel de compromiso aumenta, y por ende, aumenta la productividad. Además, crea empatía con sus directivos que permitirá desarrollar confianza y fortalecer la relación.

Respeto

El respeto es fundamental en toda relación. En el trabajo, es clave fomentar el respeto en el equipo, evitando ser ofensivos y denigrar a las personas. Cada trabajador es un profesional integral, con fortalezas y debilidades, que debe ser respetado siempre. La falta de respeto destruye relaciones.

 

Desarrollar relaciones satisfactorias requiere tiempo y dedicación, no es cosa de un solo día. Lo importante es que las empresas entiendan que las relaciones laborales impactan directamente en la productividad laboral y rendimiento de los empleados, por lo que es fundamental comenzar a trabajar en mejorarlas, estableciendo una estrategia orientada fortalecer el trabajo en equipo.

Para complementar esta lectura te dejamos un artículo relacionado: Los directivos y la importancia de la gestión gerencial.

Escrito por: EPUNTO Interim Management

EPUNTO Interim Management

El Interim Management consiste en la contratación de directivos, con experiencia demostrada en una o varias disciplinas profesionales, durante un periodo de tiempo determinado, para cumplir una tarea específica.