nuevo entorno nuevas formulas

Hay una frase “No estamos ante una época de cambio, sino ante un cambio de época” que creo que describe muy bien la situación actual. Sus implicaciones son enormes y apenas estamos empezando a vislumbrar las primeras de ellas. Nadie duda de que caminamos hacia un entorno donde captar y gestionar el talento mejor que la competencia es lo que marcará la supervivencia, o no, de las compañías.

Algunos empresarios ya tienen clara esta idea, pero su situación y/o incertidumbre sobre el futuro, no hace aconsejable cargar su estructura de costes fijos con nuevo personal de alto nivel. Y ello, a pesar de ser muy conscientes de la necesidad de reforzar la dirección de algún área de su compañía, de abordar nuevos proyectos, o de desear  la necesaria reinvención y transformación de su compañía.

El nuevo entorno nos obliga a encontrar nuevas fórmulas y a abordar de manera diferente los retos y problemas. Un ejemplo de este nuevo enfoque es la figura del “Interim Manager” (IM) que hoy voy a explicarles.

El “Interim Manager” (IM) es un ejecutivo (con altos conocimientos y experiencia) que presta sus servicios de manera temporal para una organización. Por tanto, el IM reúne tres características: especialización, experiencia, y temporalidad. Es una “inyección de talento” que no genera cargas fijas ni compromisos a futuro, que es accesible,  y que permite a las empresas abordar nuevos proyectos o momentos complicados con recursos que de otra manera no podría tener.

Hay IMs para todas las áreas (cada uno con su perfil de conocimiento) y algunas situaciones típicas en las que son requeridos son: nuevos proyectos, bajas repentinas (enfermedad, muerte, despidos, ceses), reestructuraciones y reorganizaciones, fusiones y adquisiciones, startups, situaciones de crisis diversas.

Al igual que los consultores, aportan nuevas formas de ver las cosas producto de su conocimiento de diferente organizaciones y culturas empresariales. ¿Son por tanto los “Interim Managers” un tipo de consultores? Categóricamente NO. La diferencia está en que el IM ejecuta las acciones, “dirige y hace“. No se limita a analizar, diagnosticar y diseñar un plan de actuación sino que además lo lleva a cabo.

No cabe duda de que el “Interim Management” es una nueva fórmula de abordar retos para encontrar soluciones distintas. No olviden que existe esta fórmula cuando necesiten una “inyección temporal de talento”.

 

Escrito por: EPUNTO Interim Management

EPUNTO Interim Management

El Interim Management consiste en la contratación de directivos, con experiencia demostrada en una o varias disciplinas profesionales, durante un periodo de tiempo determinado, para cumplir una tarea específica.